domingo, 28 de diciembre de 2008

NO SE NI LO QUE SOY NI LO QUE QUIERO



Tengo el alma en una cumbre borrascosa
No se ni lo que soy ni lo que quiero
Solo que a estas horas aun espero
Que alguien redima esta soledad
Que pesa para mí como una losa
Amores pasajeros hay a cientos
Van y vienen, se pasan y se olvidan
Llenan momentos de esta triste vida
Airean mi espíritu y mi cuerpo
Mas no dan lugar a sentimientos
Mientras más necesito que me quieran
Que me den aunque sea sólo un beso
El silencio se vuelve mas espeso
La soledad me ahoga por momentos
El amor para mi es una quimera.
Quien necesita amor? Grito furiosa
Solo quiero amar desconocidos
Nos convertimos en pájaros heridos
Que destrozan sus cuerpos desvestidos
En esta realidad tan veleidosa.
Es una sensación tan tenebrosa
Falsa calma a la vez que curativa
Yo quiero renacer aun con heridas
Pero debo permanecer en esta fosa

3 comentarios:

mariaje15 dijo...

Pues espero que este Año que comienza llegues a descubrir Quien Eres y lo que Quieres; la verdad es una de estas preguntas existenciales cuando no son las dos, suele hacerselas más gente de la que pensamos y muchas veces coincidiendo con las grandes crisis de la vida-bueno no sé si es tu caso- pero lo digo por experiencia. Yo lo de Quien Soy lo tengo más ó menos claro, lo de saber Que Quiero en este momento lo veo más díficil...sobre todo por lo díficil que está el mundo laboral...Pero bueno, espero que este Año lo tengamos más fácil en todos los sentidos, para conocernos mejor y para saber mejor lo que queremos...Conmigo puedes contar al menos para deshaogarte y para hablar de lo que desees, siempre que tú lo quieras. Feliz Año y Un Beso de Amistad.

Anónimo dijo...

Gracias por tu comentario, la fibromialgia es mi problema, pero espero que pronto salga algo que nos ayude, te deseo lo mejor, besos y Feliz Año Nuevo.
Chelo.

Eileen dijo...

Muy profundo, muy cierto tambien, pero la vida tiene una sintonia perfecta... debemos confiar en la fuerza poderosa de nuestro Dios y el nos concedera los anhelos del corazon!

Te quiero amiga, Eileen