miércoles, 22 de abril de 2009

SILENCIO


Yo que crecí dentro de un árbol
tendría mucho que decir,
pero aprendí tanto silencio
que tengo mucho que callar
y eso se conoce creciendo
sin otro goce que crecer,
sin más pasión que la substancia,
sin más acción que la inocencia,
y por dentro el tiempo dorado
hasta que la altura lo llama

para convertirlo en naranja.

P.Neruda.

//

2 comentarios:

hargos dijo...

precioso ,me ha encantado , un beso preciosa

ARMIDA MARTIN dijo...

... ¡con lo que amo a Don Pablo Neruda!

Màs que acertado querida amiga...


recibe un abrazo