domingo, 11 de abril de 2010

CUANDO CALLAS


Cuando callas, también hablas de ti mismo.
Cuando callas un secreto, conozco tu fidelidad de amigo.
Cuando callas tu propio dolor, conozco tu fortaleza.
Cuando callas ante el dolor ajeno, conozco tu impotencia y tu respeto.
Cuando callas ante la injusticia, conozco tu miedo y tu complicidad.
Cuando callas ante lo imposible, conozco tu madurez y tu dominio.
Cuando callas ante la estupidez ajena, conozco tu sabiduría.
Cuando callas ante los fuertes y poderosos, conozco tu temor y tu cobardía.
Cuando callas ante lo que ignoras, conozco tu prudencia.
Cuando callas tus propios méritos, conozco tu humildad y tu grandeza.
El silencio es el templo donde
el sabio medita,

la cárcel de la que huye el necio y el refugio donde se esconde el cobarde.

7 comentarios:

Leo dijo...

Mi querida Chelo, que gusto verte otra vez por aquí. Este escrito que nos dejas es muy sabio, en pocos renglones dice todo de la vida que nos acontece, de unos y de otros.
Espero te encuentres mejor al quitar de encima tanta preocupación por tus amados hijos, creo ésto afectaba mucho a tu salud.
Muchos abrazos y besitos, haciendolo extensivo a tu esposo, hijos y el ramillete de nietos.
Leonor

ADELFA MARTIN dijo...

¡QUE MARAVILLOSAS PALABRAS!, ojalà nuestra sabidurìa nos llevara a meditar y seguir cada uno de los puntos positivos, y darnos cuenta del daño que podemos hacer-nos con los negativos.

Te envìo muchos abrazos

*.Jessica.* dijo...

que bonita entradaaaaaaa, besitos y que tengas una super semanaaa junto a tu familiaa.

Charles A dijo...

Ya me tienes aquí, raúdo a tus deseos. Qué tal en la visita a America?, Encantado de tenerte otra vez de vuelta. Saludos. Y muy buen post, pero eso ya es habitual en ti.

Charles A dijo...

Por cierto, voy a enlazar tu blog,que con todo lo que llevo encima se me había ido de la cabeza. Un saludo.

Mundo Animal. dijo...

HOLAAAAAAAAAAA AMIGA ESTA MUY LINDA LA ENTRADAA,QUE TENGAS UNA GENIAL SEMANAAA ABRAZOS Y QUE ESTES BIEN, CHRISTIANNNNNN

Ana Muela Sopeña dijo...

Hermoso poema, Chelo. Sabio y bello.

Te dejo un gran abrazo
Ana