martes, 16 de febrero de 2010

NUNCA ESTUVISTE SEGURA DE MI


Nunca estuviste segura de mí,

nunca supiste a ciencia cierta si te amo.

Nadie te garantiza si regreso a ti cada noche

o me marcho para siempre al día siguiente,

la incertidumbre te desvela te mantiene alerta

y eso es bueno amor mío

es bueno para nuestro amor pues,

por si no lo sabes en la

certeza y en la seguridad el amor,

hasta más grande perece.

No estés nunca segura de mí,

no me hagas creer que eres mía eternamente,

la misma eternidad es dudosa;

déjame pensar que no soy el único

en este mundo porque tú no eres la única para mí;

déjame tener esas pequeñas dudas.

Eso es lo mas cierto de los sentimientos.

No te quiero hábil como un artesano,

ni inteligente como una computadora,

no te quiero prolija como una costurera

ni haciendo méritos como una secretaria;

no te quiero todo el día en la cocina,

ni solícita como una mucama,

no te quiero amor, madre inmaculada,

ni tampoco te quiero maestra jardinera;

te quiero, sencillamente,

Mujer nunca estuviste segura de

mí nunca supiste a ciencia cierta si te amo,

¡Pero cuánto te amo!


Giancarlo F. Pagliaro: Oirle recitar sus poesias, es subir al cielo poco a poco.

4 comentarios:

Charles A dijo...

Las dudas en el amor, las dudas en el sexo, las dudas en el cariño,las dudas en la vida, en la certeza y en el miedo, el dolor y el placer. Excelente. Un saludo.

*Luna dijo...

Hola cielo un excelente poema en el amor siempre habra dudas
un beso corazon

Leo dijo...

Mi querida amiga: Simpre las dudas, pero por encima el amor.
Muy bueno hermosa señora, eres un encanto.

Abrazos, suaves abrazos, de caricia de alas de mariposa, que lleguen a tu barca solazados, le den brios para seguir flotando por el río de la vida.

Leonor

HARGOS dijo...

son esas dudas las que nos hacen mantener la esperanza, eso nos hace humanos, un besito preciosa